domingo, 13 de julio de 2008

Mi mayor verguenza...



Esto sucedió hace dos años aproximadamente. Antes que nada, yo soy una persona que como lo normal, no como en grandes cantidades, así que lo que sucedió fue algo anormal.

Como iba diciendo sucedió aproximadamente hace dos años. Todavía estaba yo en el colegio, ese día todos nos escapamos de la clase de música, que era la última clase del día, fuimos compañeros y amigos. Todos nos dirigíamos al Pizza Hut de Desampa!! Ese día era el desafío de Pizza Hut, no se si se acuerdan, consistía en comer una pizza con 12 slices y un vaso con Coca, el que lo hiciera se ganaba una entrada al cine, una calcomanía que decía: "yo gané el desafío", o algo así no lo recuerdo muy bien, y quedaba participando en una rifa de productos en Arenas.

El desafío comenzaba hasta las 6:00, llegamos temprano, eran como las 5:15, todo el rato estuvimos vacilando, yo tenia un compañero que jugaba que era negro, pero no, él era moreno, no se le acercaba a ningún negro por el color, pero el insistía en que era negro (yo no soy racista, déjenme aclararlo antes de contar lo que paso) a mi me gustaba burlarme de él por el simple hecho que jugaba de lo que no era (y eso es algo que me molesta, cuando alguien es así). Cuando estábamos haciendo fila para entrar, él paso a la par mía, y molestándolo le dije: "los negros van al final" no me había percatado que al final de la fila había un negro, creo que él me escucho por la expresión que vi en su cara. Me sentí tan mal por lo que paso que hasta el día de hoy nunca mas volví a decir alguna estupidez como esta, por dicha que de los errores se aprende.

Pasamos vacilando hasta que al fin eran las 6:00, yo sabia que jamás en la vida me iba a comer esos 12 slices, normalmente me como 4, cuando tengo mucha, pero mucha hambre si acaso llego a los 6. Todos nos sentamos cerca, como en grupo, en mi mesa había un mae que comía muchísimo, le decíamos “gordo”, y sinceramente no lo digo ni en burla ni nada parecido, simplemente para que se lo imaginen, el era muy gordo, creo que sus camisas eran XXL, cuando alguien lo abrazaba nadie podía cerrar sus brazos; eso si, ese gordo es de lo mas tuanis, su risa era tan contagiosa que cuando él se reía, todos lo hacíamos también.

Al fin empezamos a comer esa deliciosa pizza, todos teníamos pensado ir al cine, teníamos que comer todo, teníamos que ganar ese desafío. Como en cinco minutos ya me había comido cuatro slices, no me sentía para nada lleno, y seguí así, cuando me había dado cuenta ya me había comido ocho, me sentía un poco lleno, me quedaban cuatro, yo iba por esa entrada! quería ir al cine, hice todo mi esfuerzo, no me iba a quedar atrás, ya casi todos mis compañeros habían terminado (algunos con trampa, habían botado los bordes por una mata que había a la par de la mesa) ya me había comido diez y en ese momento me había desabotonado el pantalón, estaba que reventaba, solo dos para llegar a la meta, yo era el único que faltaba para terminar.

Eran como las 7:40, Pizza Hut estaba a reventar, había gente afuera esperando que alguna mesa se desocupara. Me comí el último slice, llegue a los doce, mis compañeros no creían que yo me los comiera, ellos sabían como comía yo, trate de no moverme, ya todos nos estábamos alistandonos para irnos. El encargado de Pizza Hut llegó y nos dijo que se dio cuenta que algunos tiraron los bordes, por lo que a ninguno nos iban a dar la entrada, ¡que cólera! me comí todo, ese montón por primera vez en mi vida y me dejaban sin premio, no era justo. Que amargazón me tenía, ya mis compañeros estaban recogiendo todo y algunos empezaron a salir, yo también iba a hacer lo mismo, ya me quería ir, me levante bruscamente, en ese momento sentí que la pizza entera estaba apunto de salir, ya no había campo dentro de mí, la única forma era salir por donde entró. Un amigo se dio cuenta de lo que estaba por suceder, de inmediato agarro un vaso y me lo dio, lo primero que hice fue poner mi boca dentro del vaso y empecé a vomitar (si ya se, en este momento seguro usted esta pensando:¡Que asco!) por arte de magia todos en Pizza Hut se voltearon y vieron mi momento de gloria, todo esto sucedió muy rápido, todos los presentes se transformaron en el coro mas maravilloso que he escuchado, escuche a todos decir: ¡¡Ohh, QUE ASCO!! Me estaba muriendo de la vergüenza, las miradas de todos esos desconocidos se fijaban en mí.

Una muchacha que trabajaba en Pizza Hut llegó y me dijo que la acompañara, me llevó a la puerta de atrás, donde terminé de llenar el vaso con todo mi vomito, pude ver pedazos de la pizza que acababa de comer (o mas bien vomitar). El encargado llegó y me dio la entrada al cine, la calcomanía y los papeles para la rifa, seguro me los dio porque se sintió mal por lo que me paso.

Todos mis compañeros estaban esperándome en la puerta de atrás. Todos empezaron a reírse por lo que me paso, no los culpo porque yo también me reí con ellos, que vergüenza la que acababa de pasar.

No termine de contar lo de mi compañero " el gordo”, él llegó a comerse nada mas y nada menos que 17 slices, tal vez se preguntaran: ¿Cómo se comió 17 si solo daban 12? Bueno, algunos de mis compañeros le dieron lo que no pudieron comerse.

Con eso que me paso aprendí a no ser tan muerto de hambre por una simple entrada al cine, por cierto nunca fuimos a ver la película, era Aeon Flux, hasta el día de hoy nunca la he visto, o sea no valió la pena semejante vomitada.



6 comentarios:

Nana dijo...

jajajajajajaja
xD
q salado...
tdo x ir al cine.. LOL
di.. miralo desde el lado positivo.. (un momento.. no hay!).. jaja
estuvo entretenida la historia

suerte cn el blog!

saludos

Alf * Alfie dijo...

Sino mae. Yo a esa vara del desafío fui una vez con 3 amigos y una amiga, y sólo yo no logré mandarme toda la pizza. Hasta mi amiga pudo y yo no.
En fin, yo creo que mis compas tampoco fueron a ver la movie. Ahí el único premio es poder decir "me mandé una pizza entera".

Amorexia. dijo...

Mae vecino! bIENVENIDO A LA BLOGOSFERA! y de verdad! que historia la suya! jajajajA y con la peli igual no se perdio de nada! lo que me duele haberme perdido fue su momento de gloria! tuannis!

H3dicho dijo...

Mae, si, hay cosas que el dinero no puede comprar.. y eso es una buena anécdota.. y en este caso una anecdota que le de contenido a su blog..

Yo me cague bastante de risa, y me dio pena ajena y todo..jajajja

Yo opino igual que alf, el premio aca es poder decir que se comió la pizza...

Puta yo, que no podría comerme la vara... soy demasiado pura mierda a la hora de comer..

Con poco me lleno..

-Mae, recomendación, quite la verificación de palabra.. viera que pereza da comentar si uno tiene que poner esa vara.. tuanis

Alf * Alfie dijo...

Maes yo también soy de Desampa! Vecinooooos!!!

Bastago dijo...

que cagada de risa mae

que verguenza!!