sábado, 6 de septiembre de 2008

Noche en el Capone: falsficación, guaro y policia


El viernes pasado estaba con unos compas, hablando de que en la noche iba al tributo que le iban a hacer a Soda Stereo, que es mi grupo favorito en el Club Capone, en el Pueblo. Les enseñe la entrada, ya la había comprado, uno de ellos dijo: ¡mae, esa entrada se puede fotocopiar! ¡Por qué no la fotocopiamos y entramos todos, nos colamos! Me puse a pensar que estaría tuanis ir con todos y vacilar un rato.

Entonces me puse en la tarea junto a otro amigo a fotocopiar la entrada, había que hacerlo por adelante y por atrás donde tenia un sello. Lo hicimos con una multifuncional que tengo en el brete. No nos habíamos percatado que la entrada tenía una parte que se arranca, no sabíamos como íbamos a hacer, un compa dijo: mae yo creo que lo podemos hacer con una cutter, y en efecto, otro compa y yo nos pusimos a hacerlo y quedo perfecto. Todo estaba listo para entrar, ellos se fueron a sus casas a cambiarse y nos íbamos a ver en San José.

Nos vimos todos en San José como a las 7:50, el tributo empezaba a las 8:00. Primero pasamos al Perimercados, apenas entramos los guardas nos empezaron a seguir, todos somos sencillos para vestirnos, como no nos vieron con pinta de gente de plata se ciñeron con nosotros. Un compa me contó que un guarda dijo: ya los tengo. Que feo es que lo sigan a uno, siempre me ha incomodado eso. Les pregunte a mis compas que si siempre les pasaba esto ya que era la primera vez que salía con ellos, y todos dijeron que sí, que ya estaban acostumbrados. Me puse a pensar lo mal que se deben sentir por siempre pasar por la misma situación.

Cuando salimos me di cuenta que con toda la razón del mundo los tenían que seguir. Un mae metió un Red Bull en el paraguas, otro se había robado una caja de mentas, otro unos chicles, y no se que mas se pudieron haber robado.

Llegamos al fin al Capone, eran como las 8:35 mas o menos. Entre primero los demás se quedaron afuera tomando las birras que compraron en el Perimercados. Cuando entre no revisaron la entrada, solo le quitaron el pedazo de papel que se le desprendía. Adentro ya todas la mesas estaban ocupadas, ya no teníamos donde sentarnos, los llame para decirles que tenían que ir entrando porque ya no había lugar donde nos quedáramos, me dijeron que ya iban a empezar a entrar.

Termine de hablar con ellos y vi que no había nadie en la barra, me dirigí a ella. Yo nunca voy a bares, por lo que nunca me he sentado en la barra, entonces me dije que tenia que ir caminando como si ya lo hubiera hecho antes, seguro de mi mismo. Con cada paso que daba me sentía muy macho, llegue, me senté, y tratando de hablar con una voz grave dije: ¡me regala un tropical! Y a la vez pedí una orden de papas fritas, es que en realidad yo no tomo, muy de hombre lo que pedí.

Los demás fueron entrando poco a poco sentándose alrededor mío. Con la entrada daban una bebida gratis que era una cerveza o un trago. Conforme ellos iban entrando con las entradas falsificadas (si, nunca se dieron cuenta) lo primero que hacían era pedir la bebida, casi todos pidieron la cerveza.

Estuvimos hablando, bromeando, pero nunca empezaron a tocar los maes que iban a hacer el tributo. A las 9:45, casi dos horas después de la hora que habían dicho empezaron a tocar. Valió la pena ya que eran muy buenos los maes, pase toda la noche cantando y bailando, todas las canciones las cante. Nos tomamos no se cuantas, pero fueron un montón de fotos haciendo tonto, que tuanis salir con esos maes, pasamos todo el rato riéndonos.

Creo que termino como a la media noche, todos querían ir a Rafa’s, yo no tenia muchas ganas, no soy de estar mucho tiempo en la calle en la noche, entonces nos fuimos caminando desde El Capone hasta Rafa’s. Era bastante, todos iban ya tomadillos por lo que desde que salimos todos iban cantando y golpeando todo lo que se encontraban, desde paredes, señales de transito, cualquier cosa que se puedan imaginar, en el camino ellos se iban cayendo. Y así íbamos llegando al centro de San José, creo que era tanto el escándalo, y uno que otro destrozo que iban haciendo que seguro alguien llamo a la policía, por que como por avenida cuatro creo, iban unos en un Piaggio Ape, se bajaron del vehículo, eran tres policías y de inmediato nos dicen contra la pared, y yo que madre, yo que soy muy tranquilo en estas. Empezaron conmigo, obviamente ninguno teníamos nada, pero si era comprensible lo que ellos hicieron. El compa que se había robado la caja de mentas hicieron que se las sacara dela bolsa, un policía las abrió con cuidado, como si fuera una bomba el ridículo, cuando las abrió las empezó a oler como si fuera quien sabe que, y agarro una y la saboreo con la punta de la lengua como si fuera droga. Yo le dije: pero si solo son mentas, no es necesario que haga eso, y se me quedo viendo con una cara, que me dije: mejor me quedo callado por que sino me cargan. Ya cuando nos revisaron a todos nos dejaron ir.

Íbamos por la avenida central, no había ni una persona salvo los guardas que trabajan ahí. Ya mas calmados, poco a poco nos dirigíamos a Rafa’s. Por las paradas de San Pedro, unos iban más ebrios que otros, solo yo me encontraba bien. En la esquina donde esta Pollos As, unos maes muy extraños cruzaron la calle, uno de ellos saco de la bolsa de atrás una pistola que pronto la introdujo detrás de su pantalón. Fui el único que vio lo que saco, todos se asustaron, y todavía más yo, me quede frio al ver el arma. Empezamos a caminar más rápido, no paso mucho durante el camino. Llegamos a Rafa’s, creo que casi todos nos queríamos ir, con la excepción de un par de compas que se sentaron y vieron a dos muchachas, se sentaron con ellas y ellos se quedaron ahí, los demás nos fuimos, así que los dejamos atrás.

Iba con mi primo en el taxi, estábamos cerca de la cárcel de San Sebastián, a él le entra una llamada, era uno de los que se quedo en Rafa’s, fue algo asi:

-¿Mae donde están?

-Mae vamos por la cárcel de San Sebas. ¿Por qué?

-Devuélvase por fa para jalar con ustedes.

-¡Si weon! Si paga el taxi sí!

-Di, no mae . Ahí veo como jalo entonces.

-¡Bueno rata!

Y llegue a mi casa y se termino la noche. Al dia siguiente me di cuenta que los maes que se quedaron el Rafa’s, llegaron donde mi primo como a las 4:30 a.m. para ver si se podían quedar a dormir ahí.

De todo paso en esa noche. Me di cuenta que no me gusta salir y estar en un desmadre como el que mi s compas hacen.

4 comentarios:

El Culé dijo...

Mae cuando salga hagale caso a su sentido arácnido cuando le diga "mejor vayase a la choza" jaja. A mi siempre que siento que tengo que jalar y me quedo alguna vara me pasa.

Que despiche mae, hasta un encuentro con nuestros guardianes de la ley y el orden.

Saludos mop

Anónimo dijo...

Tenian que ser de desampa..

Me siento orgulloso de saber que hay jovenes como ustedes...delincuentes en potencia..los felicito un orgullo nacional

EleCé dijo...

Conformen pasan los años uno se da cuenta con quiénes andar y con quiénes no. No hay nada de malo en salir y disfrutar pero siempre hay que tener cuidado. Ten sólo presente que los verdaderos compas siempre te van a respetar tus gustos, tus preferencias (como ser abstemio y ordenar un Tropical) y no te van a forzar a hacer algo que no querés hacer.

Saludos :)

La Morada dijo...

Maesillo, la vara es escoger muy bien con quién sale uno, y a quienes les da pelota en las tonteras y a quienes no.

A mi me gusta salir de vez en cuando, pero eso si sólo con compas y que sé que no se ponen a hacer estupideces.

Saludos!